Historia del perfume y beneficios

Historia del perfume
Perfumes

Historia del perfume y beneficios

La evolución de los perfumes y sus beneficios

 

Uno de los elementos que suele impactar más en nuestra personalidad y belleza, son los perfumes. Estos productos tan utilizados en la actualidad tienen una reconocida e interesante historia por conocer y además algunos beneficios que nos pueden impactar a muchos. Es hora de realizar un viaje en el tiempo para conocer su aparición y afincamiento en nuestra sociedad.

El origen de los perfumes

 

Para acercarnos a su origen debemos viajar hasta la edad de piedra, ya que en aquel momento se visualizaban algunas señas de que los hombres primitivos, identificaban olores naturales de su agrado y laboraban arduamente para crear algunas sustancias que emanaran artificialmente los aromas que más le gustaban.

Hace miles de años, para obtener un perfume se requería de la incineración de maderas aromáticas, sus funciones se enfocaban mucho más que en eliminar o cubrir malos olores, su estatus fue tan grande que eran empleados para algunos rituales de adoración a los dioses.

Debemos destacar que en todas las épocas y culturas, los aromas han formado parte de un lenguaje común, que se conserva y se optimiza con el paso del tiempo, es decir se encuentran en una constante evolución. Gracias a la aparición de técnicas mucho más avanzadas de cada etapa de la historia, se ha logrado obtener una fragancia más cautivadora.

 

Los perfumes desde el antiguo Egipto

 

Peluquero en Egipto

Viajando en la línea del tiempo debemos parar en el antiguo Egipto, ya que allí se empezaron a fabricar los primeros perfumes artesanos, una de sus funciones primordiales era la de perfumar a las mujeres egipcias con aromas sensuales, para así poder seducir a los hombres.

Estos perfumes ancestrales solían caracterizarse por sus recipientes de barro y porque se solían utilizar en el cuello de la mujeres. Sin embargo, estas esencias en Egipto no eran empleadas únicamente con fines afrodisiacos, también se utilizaban en la medicina cómo protectores mágicos, ya que se creía que al llevarlos encima se estaba a salvo de enfermedades.

Con el paso de los años los perfumes se han ido mejorando, un punto importante para destacar en la evolución de los fragancias es la creación del alcohol, su aparición se remonta al siglo VIII con los árabes, una civilización muy inclinada a la alquimia. Elementos como las resinas diluidas en alcohol y los aceites han optimizado sus características aromáticas, ofreciéndonos la posibilidad de elaborar perfumes más exquisitos.

El siglo XIV fue el momento exacto en que salieron a la luz pública los primeros perfumes comerciales. Su elaboración parte de la mano de un químico, comerciante italiano llamado Juan María Farian, el nombre de este primer producto era Agua de Reina.

En la época del Renacimiento se perfeccionaron las técnicas de destilación, lo que dotó de posibilidades a la elaboración de aromas sintéticos. Justo en siglo XIX aparecen los primeros perfumes que conocemos actualmente. Hoy en día aquellos expertos de las fragancias y sensaciones, trabajan arduamente para estar en el camino correcto de la creación de los perfumes personalizados.

 

Beneficios de los perfumes en las personas

 

Perfumarse y sus beneficios

  • Sus aromas tienen un efecto cautivador en nuestro cerebro. Científicamente los olores son capaces de ocasionar ciertas sensaciones, el sentido olfativo contiene una diversidad de neuronas receptoras que al presenciar estos olores envían un mensaje al cerebro, ocasionando diversas reacciones.
  • Los aromas pueden provocar recuerdos, esta situación puede cambiar nuestro comportamiento en ocasiones. Al oler cierta fragancia podemos presenciar un estado de felicidad y nostalgia, ya sea con nuestros amigos, pareja o familiares.
  • Los perfumes tienen la característica de transmitir información acerca nuestra personalidad. Justo cuando seleccionamos una fragancia, estaremos reafirmando nuestra forma de ser. Los expertos creen que las personas tímidas optan por las fragancias dulces, mientras que los individuos extrovertidos por los perfumes fuertes.
  • Los perfumes son un elemento esencial al momento de aumentar la atracción sexual en los individuos. Generalmente la atracción sexual está unida a los olores que no son perceptibles. Dichos olores son capaces de crear las famosas feromonas, sustancia química que ocasiona en nuestro organismo de manera natural una atracción hacia el sexo opuesto. Actualmente son muchas las compañías que le agregan feromonas artificiales a sus perfumes, ya que así tendrán un efecto más placentero.
Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *