Cuidados cosméticos recomendados para el frío o invierno

Consejos para prevenir las canas prematuras
Cosmética

Cuidados cosméticos recomendados para el frío o invierno

Son múltiples las consecuencias del frío para la piel, entre las cuales se puede destacar la resequedad y el enrojecimiento. Teniendo cuenta lo anterior, es fundamental que se conozcan los consejos más adecuados para enfrentar el frío.

Enfrentar el frío para cuidar de la salud y la belleza

Son primordiales los cuidados cosméticos durante la temporada de frío, considerando que el invierno con sus temperaturas bajas van a afectar la hidratación y luminosidad en la piel. De este modo, de la misma manera en que es tan importante adquirir perfumes online de buena calidad, hay que velar por unas buenas condiciones para la piel.

Es muy común que, en temporadas de frío, se aprecian en ciertas zonas del cuerpo, en especial las más expuestas, enrojecimientos, resecamientos o agrietamientos. Por tanto, es primordial que se usen los productos pertinentes para cuidar de estas zonas tan afectadas.

Consejos para prevenir las canas prematuras

Cuidados cosméticos recomendados para la temporada de frío

Desde un punto de vista científico, lo que sucede en el marco del frío del invierno, es una vasoconstricción que va a minimizar la pérdida de calor al exterior. En otras palabras, el cuerpo cuenta con una reacción específica para regular su temperatura.

Uno de los resultados de esta situación, es que se va a reducir la circulación sanguínea, se va a recibir una menor cantidad de oxígeno y, por tanto, se desarrollan situaciones como el enrojecimiento, resequedad, entre otros. Por ese motivo, se deben llevar a la práctica ciertas medidas para mitigar problemas como los anteriores en la piel.

Hidratación de la piel

La hidratación es clave cuando hace frío. La resequedad es una consecuencia de las bajas temperaturas, por ende, la piel va a lucir opaca y deshidratar. Para evitar estas situaciones, la solución ideal es utilizar productos hidratantes en varias ocasiones al día.

Exfoliante casero de aceite de coco y sal (1)

Es necesario que se aplique una crema hidratante buscando humectar el cutis y el cuerpo. Para el caso de los labios, se cuenta con un bálsamo labial buscando evitar su irritación.

Utilizar prendas especiales para el frío

Trastornos como el de Raynaud son una de las posibilidades ante las bajas temperaturas que se dan en invierno. Sobre esta enfermedad, es un estrechamiento de los vasos sanguíneos. Como resultado, las personas no van a sentir los dedos de los pies o sus manos se van a mantener frías y dormidas.

Teniendo en cuenta lo anterior, es fundamental que se usen prendas diseñadas específicamente para el frío. Igualmente, se sugiere colocar una capa de protección extra, con complementos como: abrigos, guantes, gorros, calcetines gruesos y orejeras.

Limitar la utilización de sistemas de calefacción

La piel se resiente con los cambios bruscos en la temperatura. Por esta sencilla razón, la calefacción en muchos casos va a empeorar la sensación de sequedad. Esto sucede más que nada cuando los sistemas de calefacción son de aire.

La invitación es entonces, para proteger el cuerpo y evitar la resequedad o quemaduras, que se controle la presencia y calidad de aire al que se expone la piel en los espacios privados.

Limpiar la piel de manera suave y cuidadosa

Existen zonas del cuerpo que se caracterizan por una mayor tendencia a resecarse, como por ejemplo las manos. Lo ideal es evitar un uso en exceso del jabón. Además, se deben seleccionar los productos que no terminen por agredir la función de barrera que tiene la piel y que al tiempo pueden aportar en hidratación.

5 remedios naturales para cuidar las uñas quebradizas

Además de lo anterior, use cremas con un efecto de barrera en conjunto con guantes, para que el frío no logre penetrar.

Aplicar protección solar para enfrentar al frío

Una buena parte de la población tiende a considerar que suele afectar la piel únicamente en los días con mayor calor, sin embargo, la realidad no es así. Puede ser que la intensidad del sol en verano sea mayor, pero en el invierno también existe riesgo de sufrir sus efectos.

De este modo, el uso de fotoprotección es fundamental tanto en invierno como en verano. Asimismo, se destaca que la aplicación de cremas fotoprotectoras debe darse con una frecuencia de cada 2 a 3 horas.

En cuanto a la composición del producto, la recomendación es que cuente con índices de protección alta, 50 SPF, que sea resistente al agua y sudor.

¿Cuáles son las zonas del cuerpo más sensibles al frío?

Por una característica y condición natural, las zonas más lejanas al corazón casi siempre se enfrían más rápido porque se da una menor cantidad de sangre. En ese sentido, si el cuerpo es sometido a temperaturas bajas, van a tender a sufrir primero las consecuencias en comparación con otras áreas.

Si se tienen cuenta la anterior información, las zonas que son más sensibles al frío son el rostro, labios, manos, orejas y pies. Por ende, hay que tener prioridad en el cuidado profundo de estas zonas.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *