Azúcar añadido: Algunos nombres en las etiquetas y por qué evitarlo

Productos naturales para cuidar la piel de los labios
Cosmética

Azúcar añadido: Algunos nombres en las etiquetas y por qué evitarlo

El azúcar añadido, es un elemento sobre el que se debe prestar cada vez más atención, teniendo en cuenta que por sus características afecta de manera significativa cualquier tipo de plan de alimentación. En la actualidad, el azúcar añadido es reflejado en las etiquetas con distintos nombres. Vale la pena conocerlos todos para no consumirlo en exceso.

¿Qué es el azúcar añadido?

Al momento de leer e interpretar las etiquetas nutricionales de los productos, es fundamental diferenciar entre el azúcar que está presente de modo natural y el azúcar añadido. Para empezar, el primero es el que está de por sí en los alimentos frescos, como por ejemplo la fructosa de la fruta.

No obstante, el añadido es el que se introduce de manera consciente en productos industriales para que así se mejoren las características organolépticas del alimento resultante.

Tratamientos naturales para atenuar marcas del acné

Como consecuencia de la adición, se va a tener un aumento en el pico de glucosa en la sangre, generando una resistencia a la insulina a mediano plazo. Asimismo, es una situación que conlleva una inflexibilidad metabólica que termina con la aparición de la diabetes tipo II.

Formas en las que se nombre el azúcar añadido en las etiquetas

Son varios los tipos de denominaciones que se pueden utilizar para nombrar el azúcar añadido en los productos industriales. Tal como sucede al comprar perfumes online, las etiquetas son uno de esos elementos que le permiten al consumidor tomar decisiones un poco más conscientes.

Siempre se recomienda a todas las personas consultar de manera consciente las etiquetas, para que puedan identificar previamente lo que se van a comer.

Miel

Es posible que en la mayoría de personas identifiquen la miel como un producto saludable, aunque la realidad nos dice que se trata de un alimento con una gran proporción de azúcar. En ese orden de ideas, al añadir un ingrediente de esta clase un alimento industrial, se incrementa de modo significativo el número de carbohidratos.

De acuerdo con las opiniones de los expertos, se pueden defender las propiedades de algunos compuestos de la miel para la salud, como la jalea real. Respecto a esta sustancia, se ha identificado que es efectiva en la promoción de un mejor funcionamiento del sistema inmunológico. Sin embargo, el compuesto se puede aislar, de modo tal que el consumo no implique que la persona acceda a una dosis en exceso de hidratos de carbono simples.

Jarabe de fructosa

La fructosa es una clase de azúcar que se puede encontrar de manera específica en la fruta. La realidad es que su consumo, cuando se acompaña con la fibra de este tipo de alimentos, no va a causar un impacto negativo en el cuerpo. De todos modos, si se administra de manera libre, como ocurre en los refrescos azucarados, la situación cambia sustancialmente.

En la actualidad existen evidencias suficientes, para señalar que se trata de una sustancia con la capacidad de estimular el desarrollo de patologías de carácter hepático, así que también condiciona el metabolismo. Esta es una situación que puede significar el desarrollo de enfermedades complejas con una gravedad mayor, por ese motivo, se debe prestar atención a este tipo de azúcar presente en las etiquetas.

Panela

Es una versión más que se puede encontrar del azúcar añadido, aunque tiene una connotación menos negativa. Es probable que se pueda justificar que cuenta con un marketing positivo y esto ha sido explotado por la industria alimentaria, argumentando que tiene un impacto menor para la salud, pero actúa de una manera muy similar a la glucosa.

A grandes rasgos, es más nutritiva en cuanto a los minerales que contiene, pero no se trata de un valor añadido suficiente. Lo que sí se puede afirmar con toda confianza, es que ingerir este ingrediente de forma habitual, va a incrementar el riesgo de ciertas patologías de carácter metabólico, destacando entre ellas la diabetes de tipo dos.

¿Por qué se deben analizar las etiquetas y el azúcar en los alimentos?

Tal y como se ha mencionado en los párrafos anteriores, cuando se consume azúcar añadido, se va a tener un impacto negativo en el cuerpo. Entre las consecuencias principales, está la promoción de la obesidad y el sobrepeso, además de patologías pancreáticas y hepáticas.

Pimienta de cayena para combatir varices (2)

De igual manera, son alimentos relacionados con un mayor consumo de azúcar y de un aumento en la inflamación sistémica. Como consecuencia de lo anterior, hay un riesgo mayor de desarrollar problemas cardiovasculares, pues incrementa la presión sanguínea y también la formación de placas de ateroma.

En definitiva, se debe tener cuidado con el azúcar añadido, en particular cuando nos enfrentamos a los alimentos extremadamente palatables. Informarse y estar atentos a cada una de las etiquetas nutricionales de los alimentos que se requieren en el supermercado, es de las mejores estrategias que se pueden implementar para cuidar de la salud.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *