Aparición de granos en la ingle, por qué, tipos y tratamiento

Rutina de belleza con aceite de coco
Cosmética

Aparición de granos en la ingle, por qué, tipos y tratamiento

Son muchas las razones posibles para que aparezcan granos en las ingles, en donde las más importantes son los trastornos cutáneos. Reconociendo que no es una zona sobre la que se suele hablar con frecuencia, nos planteamos en este caso qué se puede hacer, cómo reconocerlos y su tratamiento.

Los granos en la zona de la ingle

En realidad, hay que empezar por mencionar que la zona pública y la región inguinal, tanto por sus características anatómicas como por su ubicación, son partes del cuerpo propensas a la aparición de pequeños granos o erupciones, los cuales pueden ser molestos, ocasionar escozor, picor o a veces dolor.

 

Trucos para usar tacones sin dolor

En ese orden de ideas, resulta fundamental que se atisbe un diagnóstico para que se proponga un tratamiento. No se trata tan sólo del uso de colonias para cuidar de la belleza, sino que también hay que concentrarse en asuntos como la prevención de estas erupciones o infecciones en la piel.

Los tipos de granos más comunes en las ingles

En principio, es necesario que se los pueda identificar y para ello, la observación directa es el primer paso. La diferenciación consiste en:

  • Grano – Es una protuberancia con un color rojo, la cual se da por una inflamación e infección en un conducto excretor de las glándulas sebáceas de la piel.
  • Ampolla – Es una bolsa que surge en la piel la cual está llena de líquido seroso. Aparece por roces, quemaduras o enfermedades dérmicas.
  • Verruga – Es una prominencia con un tamaño pequeño la cual se asoma en la piel por una dilatación de las terminaciones vasculares y un endurecimiento posterior.
  • Quiste – Es un bulto pequeño con grasa blanca o amarilla queratinizada. Con frecuencia se las denomina como quistes sebáceos.

Los tipos anteriores son los más frecuentes y al igual que la dermatitis de contacto se presentan en muchos casos por la utilización de productos químicos e incluso por la composición de los tejidos de las prendas.

¿Por qué aparecen granos en la zona de la ingle?

Son muy variadas las causas de esta condición. Las siguientes son las explicaciones más frecuentes.

Depilación o afeitado – Se da en hombres como mujeres con una piel sensible. Puede ser una consecuencia de la depilación o del afectado, ya que los folículos capilares se irritan, lo que provoca que se presente una modificación en su estructura, que se manifiesta a fin de cuentas con la aparición de granos. Asimismo, los restos de los productos que se usan para la depilación y el afeitado, pueden provocar esta reacción en una piel delicada. Por lo general desaparecen tras unos pocos días.

Excesiva secreción de las glándulas – Las glándulas sebáceas se encargan de la producción de sustancias grasas para la lubricación de una parte del cuerpo. Cuando la producción se da en exceso, se van a obstruir los canales de salida, lo que genera enrojecimiento y una inflamación de la glándula.

 

Bacterias – Terminan por infiltrarse en el folículo piloso y como consecuencia de su crecimiento van a generar bolsas pequeñas de color blanquecino. Suelen ser bastante contagiosas y muy severas si el sistema inmunitario no es lo suficientemente fuerte.

Roce – Con las prendas íntimas existe roce, también cuando son muy ajustados. Esto puede ocasionar granos en las ingles. Igualmente, favorece que la temperatura incremente, exista más sudoración y también humedad.

Enfermedades de transmisión sexual – Hay enfermedades de transmisión sexual que van a ocasionar que aparezcan granos en la ingle. La que resulta ser más llamativa y evidente es el chancro, que se caracteriza por una producción de un grano de un tamaño grande y purulento en la ingle.

Otros motivos – Son causas múltiples las que se pueden considerar, por ejemplo los quistes de las glándulas de Bartolina, herpes o las verrugas genitales.

Medidas de prevención para quitar los granos de la ingle

 

Usos del pepino para la belleza (2)

  • Una dieta que sea baja en grasas y muy equilibrada, para así ir disminuyendo el depósito deseo que está al alcance de las glándulas epidérmicas.
  • La hidratación es otro asunto fundamental, pues con el consumo de agua en una cantidad suficiente, la secreción de las glándulas va a terminar por ser menos espesa y la salida se va a facilitar a través del polo de la piel.
  • La limpieza de la piel, pero con moderación, es otro asunto por considerar. Igualmente, hay que tener en cuenta que los productos deben ser los adecuados, pues una mala elección puede ser aún peor que la falta de higiene.
  • La zona se debe mantener lo más seca posible.
  • Utilice prendas naturales y una ropa holgada.
  • Maneje la ansiedad y el estrés para que no aparezcan alteraciones en la piel.
  • Aplique cremas exfoliantes para la eliminación de las células muertas.
  • Puede usar antibióticos de uso tópico. Esto después y antes de una depilación o rasurado.
  • Utilice paños o compresas de agua caliente.
Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.